viernes, 24 de octubre de 2014

Hay recuerdos....


 Hay recuerdos que no puedo borrar   porque los tengo grabados a fuego en mi piel, porque los llevo guardados  en mi mente, en cada una de las palabras que salieron de tus labios, que  se quedaron grabadas en mi memoria.
Hay aromas que no puedo evitar que me evoquen tu presencia, ese olor tuyo tan especial, ese olor a ti. Esa fragancia única que al cerrar los ojos me lleva de nuevo a tu sonrisa, a tu mirada, a la mía, a mi reflejo, a mi felicidad llevada de tu mano, de tu vida y de la mía.
Todavía hoy pienso que voy a llegar a casa y vas a estar en nuestro hogar ,esperándonos a  que volvamos del colegio para darnos ese abrazo  que tanto me gusta, reencontrar el refugio que tanto anhelo y respirar una vez más el aroma de tu cuerpo, de tu persona, de tu esencia, de ti....


Cada vez que cierro los ojos me vuelven a mi retina nuestros pequeños ratos  de intimidad, de silencio, de miradas, de palabras dichas sin hablar en el hospital, de sentir tu mano cogida de las mías durante tiempo infinito, sin prisa y llenas de ternura. Recuerdo tu imagen nítida pero difusa, de espaldas a mí, desayunando de cara a la ventana, inundado por la luz que se filtraba tímidamente por la contraventana, intentando pensar tus pensamientos y sin que sintieses los míos .Temerosos, llenos de dolor y de lágrimas porque veía que el tiempo se te escapaba, se nos escabullía  de las manos, del corazón y del alma....




Ojala fuese capaz de manejar el tiempo, de detenerlo a tu lado, sentada  junto a ti, bajo tu mirada, cobijada  bajo tu sonrisa y acariciando en silencio nuestras manos, sabiendo que le vida se nos escapaba...pero estando juntos.

viernes, 3 de octubre de 2014

Anoche te soñé..



Anoche te soñé dulce, tranquilo, sonriente y soñador, pero eso sí con tu mirada a veces perdida y tu sonrisa de medio lado, esa sonrisa perenne. Anoche me acurruque con delicadeza a la sombra de tu esencia, y me deje acariciar por los anhelos, por los susurros esparcidos en el viento, en el aire, en el aroma de nuestros sentimientos…anoche te soñé sereno.


Anoche te soñé calmado, y al cerrar mis parpados cansados  sentía como tu sonrisa calmaba mi ansia y mis desvelos, mis angustias y mis miedos.

Anoche me sentí calmada e inundada con tu paz y tu dulzura, me sentí  plena de ternura, de esa ternura perdida y derramada entre tus abrazos y tus besos.
 
 

Anoche te soñé…..  mi vida mía.